Ginecología Oncológica

La prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer ginecológico constituyen aspectos básicos en la atención a la salud de la mujer.

El control mediante citología ha sido durante muchos años el método diagnóstico más importante de la revisión ginecológica. De este modo se ha conseguido descender la incidencia de cáncer de cuello de útero mediante la detección precoz de lesiones precursoras. El conocimiento de que el virus del papiloma humano (VPH) es el causante directo de estas lesiones ha demostrado que el cáncer cervical se caracteriza por su transmisión sexual. Sin embargo, la inmunidad natural elimina en un importante porcentaje de casos la presencia del virus, descendiendo las posibilidades de progresión al cáncer. Conocer la evolución natural del virus, su participación en las displasias cervicales y las posibilidades actuales de diagnóstico y seguimiento (citología, colposcopia y tipaje viral) permite al ginecólogo conocer el estado de la paciente y plantear un pronóstico evolutivo. En este contexto debe recomendarse la vacunación para disminuir la posibilidad de presentar lesiones precursoras así como la de cáncer de cuello uterino.

El examen periódico, incluyendo la ecografía, constituye un elemento imprescindible en la detección precoz de los cánceres de vulva, cuerpo uterino y ovario. De especial dificultad resulta el diagnóstico precoz de éste último por su escasa sintomatología.

Las modernas técnicas de biología molecular permiten realizar diagnósticos más precisos y ofrecer un pronóstico y un tratamiento personalizado para cada paciente según su tipo de tumor. En los casos de antecedente familiar nos encontramos en disposición de comunicar a cada mujer si presenta riesgo de cáncer y las probabilidades de desarrollarlo.

Desde el punto de vista quirúrgico los procesos oncológicos requieren técnicas radicales que en la actualidad pueden ser realizadas mediante procedimientos endoscópicos y abordadas por cirujanos con especial dedicación a la patología oncológica.

Clínica Alborán ofrece tratamiento integral del paciente con cáncer ginecológico desde su diagnóstico hasta su curación, lo que implica la puesta en marcha de un programa de detección precoz, tratamiento de la enfermedad primaria y recidivante (cirugía oncológica avanzada) y el seguimiento oncológico.

Clínica Alborán pone a su disposición los test genéticos más actuales que permiten conocer este riesgo, así como el diagnóstico y el pronóstico personalizado de cada paciente.

Si desea buscar información veraz sobre estos aspectos le proponemos comenzar por los siguientes enlaces:









 

Este sitio web usa cookies propias y de terceros. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Aceptar